Llamados inoficiosos al 133 de Carabineros llegan a 18.829 y saturan el fono de emergencias policiales

0
671

Comunicar, disponer, atender, realizar y administrar las acciones derivadas de los procedimientos policiales que se generan a diario, es parte de la compleja labor que desarrolla minuto a minuto la Central de Comunicaciones (Cenco), la cual constituye “la voz del mando” y el corazón del desarrollo de las operaciones de Carabineros de Chile en la región.

Se trata de la primera línea de contacto que la ciudadanía mantiene con la Institución, siendo su cara visible el fono de emergencias 133.

“Cenco es el aparato neurálgico de la administración del recurso humano y logístico que poseemos en la región, por eso es de suma importancia el llamado serio y la utilización de buena forma de este número telefónico”, expresó el Teniente Coronel Cristian Vera Pesce, Subprefecto de los Servicios de la Prefectura Aysén.

Con cobertura en la totalidad del territorio regional, Cenco mantiene comunicación permanente con unidades, así como con destacamentos en remotos lugares de esta vasta y accidentada Patagonia, permitiendo canalizar e informar al Mando sobre el acontecer junto con canalizar, coordinar la respuesta y administrar los procedimientos.

Hacer que todos estos esfuerzos tecnológicos y humanos sean plenamente efectivos, requiere necesariamente del apoyo de la comunidad. Tal es el caso del nivel 133, el cual atiende múltiples llamados, los que no siempre corresponden a emergencias policiales, implicando muchas veces la pérdida de valiosos segundos que pueden resultar vitales para quien requiere una presencia inmediata de Carabineros.

El buen uso del nivel de emergencias 133 –según indicó la Intendente de Aysén Geoconda Navarrete Arratia- es un tema que ha sido evaluado en los distintos comité policiales semanales, toda vez que ello constituye un gran problema, donde la seguridad es una materia transversal.

En lo que va transcurrido del presente año –entre los meses de enero a mayo- el nivel de emergencias 133 ha recibido un total de 28.640 llamados, de los cuales tan sólo 9.858 (34,4%) dieron origen a un procedimiento policial, en tanto que 18.829 llamados (65,7%) resultaron ser inoficiosas.

Respecto de estas últimas, 5.155 corresponden a bromas, 5.981 llamadas cortadas, 364 son equivocadas, 3.832 corresponden a llamados inaudibles, 2.452 dicen relación con solicitud de información, 449 llamados para proferir insultos y 596 solicitando algún tipo de orientación.

“El llamado a la población es a ser responsables y serios en cuanto a la utilización de este número de emergencias, y que también eduquemos a nuestros hijos del uso que deben hacer del 133. Como gobierno, desde la Coordinación Regional de Seguridad Pública y las policías ya comenzamos a visibilizar y a orientar sobre esta problemática con la finalidad de optimizar el enorme servicio que ofrece Carabineros de Chile. La semana pasada se recibieron 1.307 llamadas en el 133, siendo sólo 342 de ellas, las que pudieron generar procedimientos”, expresó la Intendente Geoconda Navarrete.

Por su parte el Teniente Coronel Cristian Vera Pesce, añadió que “la idea es que se tome conciencia, porque cuando una persona llama, hay un protocolo de actuación y eso demora algunos segundos o minutos. En ese momento puede ingresar alguna otra llamada de real importancia o emergencia y que obviamente no va a poder ser cubierta en ese mismo instante por el operador porque está protocolizado el tema de la llamada inoficiosa. El 133 es un número de sirve a todo ciudadano y está destinado sólo a emergencias policiales”, expresó el Oficial Jefe, quien indicó que en ocasiones sólo bastan segundos o minutos para salvar la vida de una persona.

Durante el año 2018, el nivel de emergencias 133 recibió un total de 71.056 llamados, de las cuales 18.663 dieron origen a un procedimiento policial.

Asimismo 52.285 llamados resultaron ser inoficiosos, de los cuales 11.818 corresponden a bromas, 13.265 corresponden a llamadas cortadas, 925 marcaciones equivocadas, 12.720 fueron llamados inaudibles, 5.526 llamados solicitando información, 821 llamados profiriendo insultos, 2.628 llamados requiriendo orientación, en tanto que 4.582 llamados estuvieron asociados a respuestas.

Frente a lo anterior, Carabineros instó a la comunidad a hacer un buen uso de este número de emergencias, permitiendo una oportuna respuesta a quien lo requiera, más aún en aquellos momentos en que la vida cuenta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí