Diligencias conjuntas entre PDI y Fiscalía permiten detención de pareja por microtráfico de cocaína

0
310

Una pareja que vendía clorhidrato de cocaína en Puerto Aysén fue detenida hoy como parte de diligencias conjuntas entre la PDI y la Fiscalía Local. Según explicó el fiscal Aquiles Cubillos, “teníamos una investigación conjunta con la sección MT0 de la Bicrim de Puerto Aysén, hace unos meses, donde investigábamos dos blancos sospechosos de comercialización de clorhidrato de cocaína”.

En este marco, la Fiscalía solicitó una orden de entrada y registro al Tribunal, la cual se concretó esta mañana “con resultados positivos, encontrando en el domicilio de estos sujetos, 13 bolsitas de clorhidrato de cocaína, por lo cual pasaron a audiencia de control de la detención y fueron formalizados por el delito de microtráfico”, agregó el fiscal jefe de Aysén. A la audiencia compareció el abogado asistente, José Luis Palominos.

Aquiles Cubillos sostuvo que la droga era comercializada “en el sector céntrico y también en su domicilio hasta donde llegaban esporádicamente algunos consumidores”.

El peso de lo decomisado hoy corresponde a 10 gramos con 18 miligramos de clorhidrato de cocaína, además de dinero en efectivo y una balanza.

Al respecto el jefe de la Brigada de Investigación Criminal Aysén, subprefecto Eduardo Charpentier, complementó que el dinero incautado corresponde a $400.000 pesos de dinero en efectivo, “dinero producto de la venta de la sustancia ilícita entre los consumidores de la comuna”. Además, se incautaron elementos utilizados para la dosificación y comercialización de la droga.

El subprefecto Charpentier destacó el trabajo especializado del equipo de la agrupación Microtráfico Cero de Puerto Aysén. “El trabajo investigativo de análisis criminal e inteligencia policial del equipo especializado permitió la desarticulación de un punto de línea base de un barrio prioritario de la ciudad para este año, erradicando la venta de drogas en pequeñas cantidades y recuperando los espacios públicos y privados a la comunidad”,

Uno de los imputados, complementó el fiscal Aquiles Cubillos “tenía una condena pendiente por lo cual fue ingresado a cumplir 900 días por un delito de lesiones, sentencia que estaba pendiente de cumplimiento efectivo”.

El plazo para el término de la investigación es de 90 días. En este caso la imputada, pareja del detenido que ingresó a cumplir una condena, quedó con firma mensual ante Carabineros mientras se desarrolla la investigación.

Finalmente el fiscal Cubillos llamó a la comunidad a seguir colaborando para entregar antecedentes sobre personas que se dedican al microtráfico de drogas, ya que “esta causa partió con información que aportó la comunidad y que a través de cuatro meses de investigación, arrojó resultados positivos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí