Nacional: Caso Nabila Rifo: Mauricio Ortega insiste en su inocencia en reportaje que planteó dudas sobre pruebas de la investigación.

0
802

Dos meses después de que el mecánico fuera condenado a 18 años de cárcel en total por las brutales agresiones en contra de su ex mujer, «Informe Especial» enumeró una serie de errores y falta de pericias durante la investigación y exposiciones de peritos en el juicio oral.

A dos meses de ser condenado a 18 años de cárcel por las brutales agresiones en contra de Nabila Rifo en Coyhaique, el mecánico Mauricio Ortega insistió en su inocencia en un reportaje de «Informe Especial» (TVN) que planteó una serie de dudas sobre las pruebas presentadas en el mediático juicio oral que fue transmitido por televisión. «Estoy condenado (a 18 años de cárcel) por algo que no hice», dijo Ortega, negando que él fuera la persona que mutilara a su ex pareja sacándoles sus glóbulos oculares. En esa línea, dijo que todas las noches espera despertarse escuchado en las noticias que «Nabila dijo la verdad». «La defensoría debió ser más ruda con los fiscales, no se investigaron todas las aristas. Yo esperaba que Nabila se dé cuenta, que diga la verdad, esperaba que ella se iba a arrepentir y que iba a contar toda la verdad», insistió Ortega. Sin señalar que el mecánico fuera inocente, el programa de investigación enumeró una serie de contradicciones presentadas en el juicio, agregando que no se realizaron pericias que hubieran sido clave para el caso. En ese sentido, se confrontó a una perito, Vivian Bustos, por señalar en el juicio que los hormigones encontrados en el sitio del suceso, contenían material genético de Mauricio Ortega, lo que no estaba comprobado en el informe de la Labocar. Además, se señaló que Rifo tenía en su cuerpo muestras de semen de un hombre que nunca se identificó en la investigación y que presumiblemente ella había sido víctima de abuso ya que fue encontrada herida y con su ropa interior abajo. La defensa de Ortega admitió que pudo ser un error de estrategia no insistir en este hecho, pero que también hubo presión para no indagar en la vida sexual de la afectada. «Estoy dando la cara. Si antes no lo hice fue por las amenazas. Sí, hubo garabatos mutuamente, pero golpes nunca. Por supuesto, soy inocente, no hubo ninguna prueba en mi contra. No sé qué pensar de eso (de la agresión). A Nabila aún la quiero, me duele lo que le hicieron. Quiero quedarme con la grabación en la que la escuché diciendo que yo era inocente», dijo Ortega.

Fuente: Emol.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí